jueves, 26 de noviembre de 2009

Desarrollo temática: "Flora y Niebla en el Parque Nacional Fray Jorge"

1) Área de estudio

El bosque relicto de Fray Jorge está situado en la
provincia de Coquimbo, IV región de Chile (30º30'S; 71º35'W), en el cordón de cerros de la Cordillera de la Costa conocido como Altos de Talinay.
Limita al oeste con el Océano Pacífico y al sur con el río Limarí. Se encuentra a 150 km. al sur de la Serena y a 45 km. al oeste de Ovalle. fuente: www.jeeptour-laserena.cl

2) Geomorfología y Paisaje del Parque Nacional Fray Jorge

El Parque Nacional Fray Jorge está inmerso en el sector de la cordillera de la costa, en un ecosistema de tipo semiárido. Posee características climáticas y geomorfológi
cas que dan lugar a condiciones particulares en relación al relieve, la flora y fauna presente en el sector tales como la presencia de un Bosque de tipo Valdiviano, zonas de arbustos y sectores áridos.
En cuanto a su geomorfología los estudios realizados sobre ella la entienden a partir de la génesis de su relieve y de las procesos morfodinámicos actualmente identificados, es así como “La morfogénesis se explica geológicamente por el tectonismo asociado a la compresión subductiva entre la placa de Nazca y Sudamericana en tanto, la morfodinámica, se explica a partir de un modelo de comportamiento potencial que relaciona indicadores de disección vertical y horizontal asociados a la pendiente del terreno y umbrales de energía de desplazamiento de los materiales superficiales del relieve” ( Historial Natural del Parque Nacional Fray Jorge , p. 62).
De este modo se identifican en el paisaje principalmente tres unidades morfológicas producto de la morfogénesis del sector y de los procesos morfogenéticos actuales (remosión de masas y erosión lineal ) que serian la plataforma litoral visualizada en un conjunto de terrazas, el macizo costero correspondiente a los llamados Altos de Talinay y los denominados bloques basculados reconocida en la quebrada Las vacas.

La geomorfología del Parque se caracteriza por la presencia de t
errazas costeras de dos o tres niveles, una cadena montañosa de laderas escarpadas, con alturas de 600 m.s.n.m. y al interior un sector lleno de pequeños cerros y quebradas (Brüggen, 1950; Paskoff, 1977; CONAF, 1992). Destacan los cerros Mozambique (560 m.s.n.m.) y Corcovado (187 m.s.n.m.) y las Quebradas de la Quesería, Quebrada Honda, Quebrada el Lindero, Quebrada el Zapallo y Quebrada de las Vacas (CONAF, 1974).
En relación a los suelos, en la zona costera de la Región de Coquimbo y en el plano del río Limarí, se encuentran algunas áreas de suelos rojos maduros que corresponderían a paleo – suelos (Paskoff, 1970; Di Castri, 1968; Bahare, 1974).
El suelo del lugar de estudio se ha desarrollado in situ en la Cordillera de la Costa y corresponde a lo que se ha denominado Serie Fray Jorge Cumbre. Está ubicada sobre las cumbres del macizo costero Altos del Talinay, en áreas planiformes de origen metamórfico (esquistos micáceos). La principal característica de este suelo es la gran cantidad de arcilla que posee, teniend
o textura franca, franco-arcillosa y arcillosa. El color fluctúa entre pardo grisáceo, pardo a pardo oscuro y rojizo en los horizontes profundos. Es un suelo profundo, de muy buen arraigamiento.


3) Factores que inciden en el clima y presencia de la niebla costera en el Parque Nacional Fray Jorge


El Parque Nacional Fray Jorge se encuentra ubicado en los 30° 38” S, una latitud correspondiente a climas de tipo mediterráneo, mas el sector se ve influenciado principalmente por tres factores de que son la presencia de la célula del anticiclón del Pacifico sur como factor atmosférico, la corriente fría de Humboldt y el relieve propio del sector distinguido en tres formaciones que son las terrazas litorales, los altos de Talinay y la quebrada de las vacas. Es así como se define un clima mediterráneo litoral con influencias oceánicas que cuenta con la presencia de una nubosidad originada a partir del conjunto de los factores antes nombrados.fuente: propiedad del autor

El área es afectada “por la presencia permanente de la corriente fría de Humboldt que corresponde a un complejo flujo superficial y sub-superficial de aguas de origen polar que se desplazan hacia el norte influenciando la temperatura del aire superficial y del mar (…) el efecto del anticiclón del Pacifico subtropical que influencia la intrusión de frentes de inestabilidad polar, estabiliza la atmosfera debido a la subsidencia atmosférica, inhibe la formación de nubes en la media y alta atmósfera (…) cuando estas corrientes de aire descendente se enfrentan con la superficie oceánica se genera una capa de inversión térmica “ ( Historial Natural del Parque Nacional Fray Jorge, p. 46), esta capa va a ser esencial para la explicación de la presencia de una capa nubosa permanente en el sector costero de las terrazas marinas de abrazón, que va a ser controlada principalmente por las características orográficas del sector ante la presencia de la cordillera de la costa o como se le denomina en el sector Los Altos del Talinay que “ejerce un control orográfico bloqueando la penetración de masas de aire marino” (ibídem) . También es importante destacar en el área la presencia de los vientos del sur y suroeste que hacen fluir hacia el continente las masas de aire oceánicas cargadas de humedad “las que al enfrentarse a la corriente fría de Humboldt, en especial en las cercanías del litoral, favorecen la formación de estratos nubosos, en una atmosfera estabilizada y cuyo techo altitudinal corresponde a la capa de inversión térmica “(Ibíd., p. 47).
El estrato nuboso producido por la inversión térmica se traslada hacia los valles interiores pasando por sobre los cerros costeros, mas “donde los cerros costeros tienen la altura apropiada, éstos interceptan la nube dando origen a períodos persistentes de niebla, estas neblinas costeras son denominadas localmente como Camanchaca” (Ibíd., p. 282) y de esta manera se explica la presencia de áreas de vegetación arbórea a partir de la utilidad que se le da a la presencia de estas neblinas evidenciado en las características naturales del Parque Nacional Fray Jorge.
El origen de la camanchaca o garúa se asocia al procesos en que las nieblas costera
s “llegan a tierra empujadas por las brisas marinas y de golpe se encuentran con una región seca y caliente cuyas temperaturas rondan los 27°C (…) el aire seco empieza a evaporar las gotas de agua de la niebla creando gotas diminutas” (Ibíd., p. 283), de este modo se origina una niebla de gran humedad permanente en el año e intensificada en los meses de las estaciones de primavera y verano.
En relación al clima, la IV Región se puede dividir en distritos agroclimáticos. El bosque de Fray Jorge pertenece al distrito agroclimático denominado La Serena-Talinay, el cual ocupa la franja litoral que se extiende desde el Norte de la ciudad de La Serena hasta Mantos de Hornillo. El período libre de heladas se prolonga durante los doce meses del año. Las oscilaciones térmicas son moderadas, no excediendo las temperaturas máximas medias de enero los 23°C y en invierno en el mes de julio las temperaturas mínimas medias no llegan a valores menores a los 7°C. En el distrito no existe un período de receso vegetativo. El régimen de humedad se caracteriza porque el período seco tiene una duración entre nueve y once meses (agosto – abril), siendo más prolongado en la zona norte del distrito. El déficit hídrico es de 600 a 800 milímetros anuales. El promedio anual de precipitación es de 113 milímetros. La humedad relativa media anual alcanza valores altos (85%) siendo este valor muy constante durante todo el año. La radiación solar se presenta atenuada alcanzando un valor máximo medio de 540 Ly/día, bajando a 170 Ly/día en invierno. El período para el desarrollo de los vegetales no tiene limitaciones radiactivas (Caldenty y Pizarro, 1980).
Las frecuentes neblinas costeras, que son el principal agente sustentador del bosque de Fray Jorge, se originan por una alta evaporación del agua del Océano Pacífico, lo que genera un aire cálido y húmedo. Este aire, al acercarse al continente se enfría por contacto con las masas de agua fría de la corriente de Humboldt. De esta forma, se genera un tipo de niebla de advección (Cruzat, 2000). Estas masas de aire, al llegar a la costa, son obligadas a ascender deb
ido a la presencia del cordón montañoso Altos del Talinay a una altura de aproximadamente 600 m.s.n.m., por lo que se enfrían aún más (Zúñiga, 1981). Sin embargo, la masa nubosa no llega a condensarse lo suficiente como para precipitar en forma de lluvia, debido a los vientos contralisos--cálidos y secos--que descienden hasta generar una línea de inversión termobarimétrica, que eleva la temperatura de la masa de aire ascendente. La línea de inversión termobarimétrica que varía entre los 600 y 1200 m de altura y la presencia del cordón montañoso Altos del Talinay, prácticamente impiden el paso de las nieblas al interior del territorio, dando lugar a un tipo de niebla conocida como orográfica. En general, la penetración de la neblina se efectúa a través de los valles de los ríos (Cruzat, 2000). La precipitación por condensación de las neblinas en las hojas de los árboles en una altura de 500 a 600 m.s.n.m., en el lado oeste de los Altos del Talinay alcanza valores más de diez veces superiores al promedio anual de precipitación (Kummerov, 1962).


4) Vegetación presente en el parque nacional Fray Jorge y su fuente de alimentación:


En este parque existe el bosque húmedo del tipo valdiviano, cuya extraordinaria existencia en estas latitudes es causada por la permanente neblina costera que, arrastrada por los vientos oceánicos, da origen a un microclima apto para el desarrollo de olivillos, canelos, arrayanes, helechos y enredaderas (medallita). Estas especies se pueden observar en los sectores altos de la reserva.
Otras especies características de la flora del parque son: varilla brava, guayacán, alcaparras, cactus y uvillos, visibles al costado del camino, desde el portón de entrada, al pie del cerro. Maitenes, romeros y huiganes, en la Quebrada Las Vacas.


fuente: Propiedad del autor
El papayo silvestre se encuentra en los sectores cercanos a la Administración, en la quebrada Las Lechuzas, en la ribera del río Limarí y en el litoral del Parque, y si se viaja en primavera, y dependiendo de la cantidad de lluvia caída durante el año, se pueden ver añañucas, azulillos, lirios del campo y cebollines en todo el Parque y a ambos lados del camino al bosque.
La humedad del aire en el parque es tan alta que permite el crecimiento de líquenes epífitos que cuelgan entre las ramas de los árboles.
Las condiciones climáticas de la zona, en especial el alto índice de nubosidad y humedad relativa, con frecuente formación de neblinas arrastradas, es determinante en el tipo de vegetación que se desarrolla en ella. En este sector se incluye en la zona de ‘formación de estepa costera de arbustos y hierbas mesófitas. En algunos sectores altos de la Cordillera de la Costa especialmente favorecidos por la abundancia de neblinas mojadoras, puede dar lugar a formaciones arborescentes como es el caso de los bosques relictos del parque Fray Jorge (en la imagen), Talinay, cerro Santa Inés (Pichidangui), entre otros.

En medio de una zona semiárida, donde sólo crecen cactus y arbustos de baja altura sobre colinas donde domina el color de la tierra, se levanta abruptamente una cadena montañosa de más de 400m que se opone al paso de los vientos provenientes del mar: los Altos del Talinay. Un bosque de antigua data, oculto entre la densa niebla, se levanta hacia el mar, sin saber que es el último vestigio de una época en que la vegetación compuesta de grandes árboles era abundante a lo largo de toda la Cordillera de la Costa en el centro-norte de Chile.
Sea cual sea su origen, el bosque ha permanecido en ese mismo lugar durante mucho más tiempo del que un hombre puede recordar, y guarda en lo más profundo, las respuestas al gran misterio de su pasado.
Del otro lado de las montañas, el azul de las aguas se torna menos nítido y en unos pocos minutos se forma una gran nube a ras del océano, que sube por los cerros hasta cubrir sus cimas. Es la Camanchaca, una densa neblina característica de las costas del norte de Chile, producida por los suaves vientos del sur y suroeste que, cargados de agua, chocan con las frías aguas de la corriente de Humboldt y con los Altos del Talinay, condensándose y ascendiendo, llevando así el agua necesaria para mantener el bosque que existe en sus cumbres. Si no fuera por este suceso, que ocurre casi todos los días del año, los cerros que componen los Altos del Talinay serían tan áridos como todo a su alrededor.

Fray Jorge tiene un gran parecido con los bosques del sur de Chile que no es sólo aparente, ya que existe una notoria afinidad, a nivel de especies, de la flora del parque con las comunidades del Bosque Valdiviano y Nordpatagónico. Pero no sólo existen vínculos florísticos con los bosques de Chile, sino también (a nivel de géneros) con territorios tan distantes como Australasia, el Archipiélago de Juan Fernández y los bosques neotropicales del sur de Brasil y Andes orientales de Bolivia y Argentina, todos separados por barreras geográficas difíciles de traspasar como el Océano Pacífico, la Diagonal Árida y la Cordillera de los Andes. Basados en las semejanzas con la vegetación de estos remotos lugares, se han originado las hipótesis del origen del bosque relicto de Fray Jorge.
Fuente: www. conaf.cl
El bosque de Fray Jorge está compuesto por vegetación higrófila (que vive en medio húmedo) y las principales especies arbóreas que lo componen son el Olivillo (Aextoxicon punctatum), el Petrillo (Myrceugenia correifolia) y el Canelo (Drimys winteri). Estos habitantes del bosque no se distribuyen de manera uniforme dentro de él, sino que lo hacen dependiendo de la disponibilidad de agua y la diferencia de humedad. Gracias a esto, es posible distinguir dos asociaciones vegetales: Olivillo-Canelo y Olivillo-Petrillo.
La primera asociación se ubica en los sectores de mayor humedad, es decir, aquéllos que están más expuestos a la condensación de la Camanchaca, siendo el Canelo la especie más hidrófila y la que se reproduce con mayor velocidad, por lo que es posible encontrar a través del bosque muchas plantas pequeñas de este árbol. La segunda asociación está localizada en los sectores más secos, principalmente en el lado norte del bosque. De las dos especies que la componen, el Petrillo es la más adaptada a vivir en un medio seco.
Testigos del paso de los años dentro del bosque son los grandes árboles, cuya edad se refleja, como las arrugas en un rostro, en el gran diámetro de sus troncos. Más de cien años tienen algunos, los que han logrado sobrevivir a la competencia y la depredación.
Las especies vegetales que dominan el paisaje son una mezcla de especies del norte y centro de Chile, por ser este un lugar ubicado justo en el límite entre el Desierto de Atacama por el norte y la zona Mediterránea por el sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada